¿Crees que Marino deba morir?
El gobierno de El Bronco lo quiere matar

0
142

Marino, un Pitbull juguetón de #Monterrey está condenado a muerte, porque en diciembre le saltó a un niño, este se espantó y se cayó y se provocó lesiones en la cabeza… la sentencia al perrito ha destacado una discusión en las redes sociales.

Los dueños de #Marino se aferran a evitar que les maten a su perro y enfrentan a las autoridades del Estado de Nuevo León; quienes insisten en aplicarle una inyección letal.

Para el Estado de Nuevo León, que gobierna el Independiente Jaime Rodríguez Calderón #ElBronco, Marino es un perro peligroso, aunque no ha mordido al niño y sus dueños piden clemencia.

Nelsy Castillo, propietaria de Marino descarta que su mascota sea un peligro para la población

“Sin querer mis hijos dejaron la puerta abierta de afuera, mi perro se suelta, y afuera estaban jugando mis hijos y había cohetes que estaban tronando en una iglesia, mi perro sale y se le trepa a un niño y eso hace que el niño caiga y se haga una herida en la cabeza, se llevan al niño a una clínica particular y yo me fui también a la clínica”, señaló sobre lo ocurrido el 9 de diciembre.

“Sólo nos dijeron que el niño tuvo una herida en la cabeza y todos decían que el perro lo había mordido, pero nunca nos mostraron un papel o una hoja que comprobara eso”.


Y agrega con tristeza:

“Se lo llevan a la terminal y me dijeron que ahí lo iban a dormir, que no lo iban a entregar a su dueño, pero fue un accidente, el perro tiene apenas un año y no entiendo por qué decretar que esa raza es un perro agresor”, agregó.

“Estamos haciendo todo lo posible porque nos regresen al perro, es lo que queremos nosotros, pero no vemos fin. Ahora tengo que esperar a que la Secretaría de Salud dé el sí, vea el compartimiento del perro; la verdad, ha pasado mucho tiempo, yo lo que ya quiero es que ya se termine todo esto, tenemos más de un mes”.