Propone Horacio Antonio, reforma al Código Civil del Estado de Oaxaca.

1
18

 

*La reforma presentada, tiene la intención de derogar diversas formas de testamento, que resultan ineficaces por su propia naturaleza jurídica.

 

En Sesión Ordinaria de la LXIII Legislatura, el diputado local, Horacio Antonio Mendoza propuso una derogación de los artículos del Código Civil que prevén las distintas formas de testamentos, tanto ordinario como especiales, con excepción del testamento público abierto, así como aquel realizado en país extranjero.

 

Asimismo la reforma prevé como una obligación de los Notarios Públicos dar el aviso correspondiente del otorgamiento de cualquier testamento a la Dirección General de Notarías dentro del plazo no mayor a cinco días, bajo pena de responsabilidad, para darle mayor seguridad al testamento otorgado, evitando cualquier acto de falsificación y corrupción.

 

En tribuna, Horacio Antonio explicó que esta reforma también prevé la eliminación de la obligación de presentar tres testigos instrumentales al momento de otorgar el testamento, siendo esta una de las causas por las que no se otorga el mismo ante la creciente inseguridad que azota al país, “será necesaria únicamente la presencia de testigos de asistencia en casos excepcionales, o cuando el propio testador así lo prefiera, y se establece como un requisito de validez del propio testamento, que el testador estampe sus huellas digitales, dando plena certeza de su autenticidad”, expuso.

 

En este sentido, el Legislador perredista dijo que con la reforma presentada, “se brinda protección a los intereses de la sociedad, garantizando a toda persona que aún después de su muerte, la facultad que la ley les concede para definir el destino de sus bienes, derechos y obligaciones patrimoniales, será cumplida de acuerdo a su voluntad, asegurando el bienestar económico de sus familiares o  de las personas queridas”.

 

Antonio Mendoza, señaló que ha quedado demostrado que la existencia de una diversidad de posibilidades para realizar un testamento, no han hecho efectiva su finalidad, ya que la población en un gran porcentaje, no cuenta con un instrumento que garantice el cumplimiento de su voluntad al fallecer, con todos los problemas que ello implica.

 

“En los últimos años, se ha vuelto evidente que algunas de las formas de otorgar un testamento se han vuelto obsoletas y han caído en desuso, principalmente por la complejidad que representa su otorgamiento, lo que se traduce en falta de certeza jurídica y su consecuente inaplicabilidad, tal es el caso del testamento privado, militar y marítimo, así como el testamento público cerrado y simplificado, por lo que existe la necesidad de actualizar la regulación en esta materia”, reiteró.

 

Por último, el también Dirigente de Nueva Izquierda Costa, expresó que la transformación de las sociedades trae, entre otras consecuencias la necesidad de la adecuación del derecho a las nuevas circunstancias, pues de no hacerlo, la norma se vuelve anacrónica e ineficiente y pierde su validez.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here